La importancia de la torre de control en un aeropuerto

En todos los aeropuertos hay un edificio característico que seguro te ha llamado la atención alguna vez, es muy alto y tiene una cristalera ubicada en la parte superior. Este edificio se trata de la torre de control y es un elemento muy importante para el tráfico aéreo. 

¿Qué es una torre de control?

Como hemos mencionado al principio del post, una torre de control es un edificio alto, con forma de torre en cuya cima se ubica la sala de control (VCR).

Dicha sala es el centro de control desde donde se dirige y se controla el tráfico aéreo de forma segura.

Tanto la ubicación como la altura de la torre tienen un papel muy importante dado que permite tener una visual desde la torre de las pistas de aterrizaje, de las aeronaves y vehículos que se ubiquen en el aeropuerto correspondiente. 

Esta ventaja en altura permite también tener un mayor control de las inmediaciones del aeropuerto como pueden ser el control del rodaje, el despegue y aterrizaje de los aviones.

También gestiona los aviones que atraviesen el espacio aéreo correspondiente pero que no tengan intención de aterrizar, además de coordinar despegues y aterrizajes.

Para gestionar los movimientos de aeronaves dentro de su espacio aéreo, las torres de control cuentan con una serie de complejos sistemas de control. Entre dichos sistemas de control y gestión del tráfico podemos encontrar:

  • Pantallas de vigilancia
  • Sistemas de radar (RDR), también llamado radar secundario

Estas pantallas incluyen un mapa del área, la posición de varias aeronaves y etiquetas de datos (identificación, velocidad, altitud)

A veces pueden tener condiciones climáticas adversas, para ello los controladores en las torres de control pueden utilizar: 

  • un radar de movimiento de superficie (SMR)
  • sistemas de control y dirección de movimiento en superficie (SMGCS)
  • SMGCS avanzado para controlar el tráfico en el área de maniobras

El papel del controlador aéreo

Un controlador aéreo es una persona encargada de dirigir el tránsito de aeronaves en los aeropuertos y espacios aéreos de un modo seguro, ordenado y rápido. 

Para que estas acciones tengan éxito, el controlador autoriza a los pilotos a acceder al espacio aéreo de su jurisdicción mediante instrucciones e información necesarias para evitar colisiones.

Para que un controlador aéreo o ATC (air traffic control) mantenga la seguridad en cuanto a separación entre aviones suelen aplicar una serie de normas entregadas por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), Federal Aviation Administration (FAA) y demás autoridades aeronáuticas. 

Cada controlador debe coordinarse con el resto de controladores de sectores adyacentes para planificar las condiciones en las que una aeronave ingresará en su área de responsabilidad, conocida como área de control, área de control terminal o aerovía

El área de trabajo de los ATC son:

  • Centros de control de área (ACC)
  • Torre de control (TWR)
  • Oficina de control de aproximación (APP)

Tipos de controlador aéreos

  • Controlador de autorizaciones (DELIVERY/CLEARANCE): se encarga de dar las autorizaciones a los planes de vuelo.
  • Controlador de tierra (GDN): guía la aeronave por las calles de rodaje.
  • Controlador de torre (TWR): tiene el control sobre las pistas de aterrizaje y las intersecciones, da la autorización para aterrizar y despegar y controla las reglas de vuelo visual (VFR)
  • Controlador de aproximación (APP): controla el espacio aéreo, alrededor de 5 millas hasta el límite propio de su espacio.
  • Controlador de ruta o área (ACC): Controla el resto del espacio aéreo, es decir, lleva un control sobre la ruta una vez está en vuelo y no aterrizando o despegando.

Funciones de la torre de control

Las funciones que desempeña la torre de control en los aeropuertos son las siguientes:

  1. Control del espacio aéreo: lleva un control de todas las acciones que se realizan dentro de su espacio aéreo
  2. Control de aproximación: otorga autorizaciones e información a las aeronaves que se aproximen con la intención aterrizar para que puedan hacerlo de forma segura. 
  3. Control local del tráfico: lleva una coordinación del movimiento de las aeronaves en la superficie del aeropuerto, “en tierra”, tanto las autorizaciones de despegue y aterrizaje.
  4. Control de autorización de vuelo: La torre de control emite las autorizaciones necesarias de los planes de vuelo antes de que despeguen.
  5. Control de tierra: se ocupa de las aeronaves en la superficie del aeropuerto, es decir, de los movimientos de los aviones y de los vehículos. 

Como has podido comprobar, la torre de control es un elemento imprescindible para la coordinación y la correcta gestión del tráfico en un aeropuerto.